Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.
Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookiesMás información [Cierra este mensaje]

grandes rutas

contacta con
la naturaleza

la bicicleta rural electrica
rutas autoguiadas con GPS, con contenidos culturales

vacaciones con burricleta

  • :

  • Escapada 'Sin prisa' en la vía Verde de Olot a Girona
    CB Girona
    distancia 54 km
    ascensión acumulada m
    pendiente máxima %
    tiempo mínimo 2 días
    tiempo recomendado 2 días
    código GR04
    burricleta
    burricleta
    miniburricleta
    miniburricleta
    baño
    familiar
    meandros
    parque natural
    pueblos con encanto

    Imagínate un fin de semana tranquilo, alejado del ruido, en medio de la naturaleza y haciendo ejercicio al aire libre.

    Te presentamos la escapada lenta a las Vías Verdes de Girona. Haremos la ruta del Carrilet I, de Olot en Girona. Tranquilamente y con dos días. Para que puedas disfrutar de los paisajes, los rincones con saltos de agua, los pueblos auténticos y la gastronomía local sin prisas y a tu aire.

    En nuestras escapadas, fomentamos el uso del turismo sostenible y, siempre que hay combinaciones adecuadas y posibles, lo hacemos con transporte público.

    Ruta del País Petit
    CB Girona
    distancia 68 km
    ascensión acumulada 732 m
    pendiente máxima 13 %
    tiempo mínimo 2 días (3-5h por día)
    tiempo recomendado 2 días (4h por día)
    código GR03
    burricleta
    burricleta
    museos
    parque natural
    pueblos con encanto

    A medio camino entre la ciudad de Girona y la Costa Brava, hay pequeños pueblos con encanto donde el tiempo se detiene. Os invitamos a sentir la esencia y el ritmo vital del auténtico Empordà a través de sus paisajes, el clima, la gastronomía, las piedras y también de sus gentes.

    Pedalearéis por paisajes de contrastes, por espacios naturales protegidos y descubriréis un gran patrimonio cultural, a través de pequeños pueblos ampurdaneses con encanto que brotan historia por los cuatro costados. Comprobaréis como el Empordanet, y como bien decía Lluis Llach, desde lo alto de un campanario siempre se puede ver el campanario vecino.